No, el rey de las islas de Babilonia no mandó construir unas islas







Sí, mandó construir un laberinto.







No, el rey de las islas de Babilonia no mandó construir un castillo.







Incorrecto. La confusión de los hombres no era un escándalo.







Incorrecto. La maravilla de las operaciones no era un escándalo.







Correcto. El laberinto era un escándalo.







Correcto. Un rey de los árabes.







Incorrecto. El rey de Babilonia no fue a la corte del rey.







Incorrecto. Alá no vino a la corte del rey.







Correcto. El rey de Babilonia hizo penetrar a su huésped en el laberinto con el propósito de burlarse de su simplicidad.







Incorrecto. El rey de Babilonia no hizo penetrar a su huésped en el laberinto para que pasara la tarde.







Incorrecto. El rey de Babilonia no hizo penetrar a su huésped en el laberinto para brindar una oferta a Dios.







Incorrecto. El rey no salió a la mañana temprano.







Incorrecto. El rey no salió al mediodía.







Correcto. El rey salió al final de la tarde.







Incorrecto. El rey de Arabia no imploró socorro a sus capitanes.







Correcto. El rey de Arabia imploró socorro a su Dios.







Incorrecto. El rey de Arabia no imploró ayuda al rey de las islas de Babilonia.







Correcto. El rey árabe hizo cautivo al rey de las islas de Babilonia.







Incorrecto. Dios no hizo cautivo al rey de las islas de Babilonia.







Incorrecto. Los alcaides no hicieron cautivo al rey de las islas de Babilonia.







Correcto. El rey árabe dijo que tenía un laberinto mucho mejor.







Incorrecto. El rey árabe no dijo que tenía un camello mucho mejor.







Incorrecto. El rey árabe no dijo que tenía un desierto mucho mejor.







Correcto. El rey árabe juntó a su regreso a sus capitanes y alcaides.







Incorrecto. El rey árabe no juntó a su regreso a otros reyes árabes.







Incorrecto. El rey árabe no juntó a su regreso a los enviados de Alá.







Incorrecto. El rey árabe no tomó prisioneros a sus capitanes.







Incorrecto. El rey árabe no tomó prisioneros a sus alcaides.







Correcto. El rey árabe tomó prisionero al rey de las islas de Babilonia.







Incorrecto. No cabalgaron dos días.







Correcto. Cabalgaron tres días.







Incorrecto. No cabalgaron cuatro días.







Correcto. El camello era rápido.







Incorrecto. El camello no era lento.







Incorrecto. El camello no era cansino.







Incorrecto. No lo llevó a su castillo.







Incorrecto. No lo llevó a las galerías.







Correcto. Lo llevó al desierto.







Correcto. El desierto es un laberinto sin escaleras, puertas o muros.







Incorrecto. El desierto no es un laberinto lleno de bronce con muchas escaleras, puertas y muros.







Incorrecto. El desierto no es un laberinto que sea un escándalo.







Incorrecto. Aquel que no muere no es el rey de Babilonia.







Incorrecto. Aquel que no muere no es el rey de Arabia.







Correcto. Aquel que no muere es el Poderoso (Alá).